Ingredientes:

  • 150 g de queso fácil de fundir
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Pimentón
  • Sal

Elaboración:

  1. En un cazo, echamos la mantequilla y dejamos que se derrita a fuego lento. Agregamos la harina y removemos para que ambos ingredientes se mezclen y pierda el sabor a harina cruda.
  2. Como si se tratara de una bechamel, agregamos la leche poco a poco al tiempo que removemos bien. Así evitaremos que se formen grumos.
  3. Cuando obtengamos una masa homogénea, añadimos el queso que hayamos elegido para elaborar la salsa y dejamos que se funda. Agregamos sal al gusto y un poco de pimentón para dar sabor y color. Servimos la mezcla templada para poder mojar bien los nachos.

 

Sugerencia:

Si te gusta el picante, puedes incluir en la mezcla algo de guindilla picada. Te servirá para decorar la salsa de queso y potenciar el sabor de tus nachos.

Comentarios

comentarios