Tras tres días de una de las citas gastronómicas más prestigiosas del mundo donde Baleares contó con una notable representación por parte de la DO del Oli Balear y el espacio en común que permitía degustar a los visitantes la deliciosa sobrasada mallorquina y el queso mahonés, se pudo cerrar la muestra con una gran actuación de los cocineros de ASCAIB.

En un acto de casi dos horas organizado en Aula Makro, algunos de los mejores chefs de las islas hicieron disfrutar al público asistente.

Koldo Royo presentó la asociación e hizo de hilo conductor durante todo el evento. El espectáculo gastronómico comenzó con una de las cocineras más reconocidas de las Islas, María Salinas (María Salinas Restaurant), quien presentó un colorido plato de Mar turquesa con patata violeta, corvina confitada, gambas y caviar.

José Cortés (Restaurantes Diablito) se encargó de continuar con su Kamut al pesto rojo, butifarrón de cerdo negro y verduras en tempura.

Finalizó la representación mallorquina con Luis Aznar (H10 Punta Negra) quien estuvo acompañado por su compañero de fogones Jesús Gallego quienes cocinaron una Lubina en papillote con acelgas, ceps y salsa teriyaki.

Menorca estuvo representada por Tomás Cano y Carlos Juanico (Hotel Royal Son Bou). Realizarón una original coca de almendra con cremoso de queso, gelatina de vino blanco y uvas, una combinación de sabores muy tradicional presentada de una forma novedosa junto a una deliciosa presentación de quesos DO de Mahón.

Finalizó la muestra de cocineros baleares con José Miguel Bonet (Es Ventall), quien llegaba a Madrid Fusión como candidato a cocinero revelación del año. El joven chef presentó un plato mar y tierra de Pies de cerdo con espardeña y crema de berenjena ahumada.

Comentarios

comentarios